viernes, 19 de junio de 2009

A Ciudad Guayana en su 50Aniversario - El Dorado del Siglo XXI

El 2 de Julio de 1961 el entonces presidente de la República Sr. Rómulo Betancourt funda por séptima vez a Santo Tomé de Guayana en la población de San Félix en el sitio llamado Manoa.
La placa conmemorativa de la fundación del 2 de julio de 1961, se encuentra al pié de la efigie de Don Rómulo Betancourt en el parque "La Fundación" ubicado en la urbanización Manoa de San Félix.

Su primera fundación ocurre un 21 de diciembre de 1595 cuando el conquistador Español Capitán Don Antonio de Berríos funda a Santo Tomé de Guayana en la confluencia de los ríos Orinoco y Caroní, en las proximidades de Palúa.

Santo Tomé de Guayana fue saqueada y destruida en varias oportunidades por los piratas ingleses y franceses entre los años 1600 y 1700.

Posteriormente el 21 de Diciembre de 1979, Santo Tomé de Guayana cambia de nombre según Gaceta Oficial Extraordinaria del Estado Bolívar cuando se reforma la División Territorial del Estado y en su artículo 2, título II de dicha reforma aparece la denominación de Ciudad Guayana conformada por la integración de San Félix y Puerto Ordaz.


“El Dorado” que tanto buscaron los conquistadores españoles y soñó Sir Walter Raleigh en su libro "Las colinas doradas de Manoa", con su leyenda del oro que ilusionó a miles de aventureros. Ésta leyenda la estamos viendo hoy hecha realidad cuando contemplamos a la moderna Ciudad Guayana con su Parque Industrial y su Zona del Hierro.

En esa región donde ubicaron los conquistadores a la famosa Manoa llena de oro, resultó también ser la región del hierro, el aluminio, la bauxita, el oro, los diamantes y el potencial eléctrico del río Caroní. Estamos entonces, según mi parecer, frente a “El Dorado del Siglo XXI” .

En 1952 cuando se fundó a Puerto Ordaz nadie pensaba que aquí en la confluencia de éstos grandes Ríos: El Orinoco y el Caroní, se edificaría una ciudad moderna y modelo que abarcaría el histórico Puerto Tablas hoy San Félix fundada en 1770 y la naciente Puerto Ordaz que llevaría el nombre de Ciudad Guayana.

Puerto Ordaz fue fundada el 9 de febrero de 1952 (simultáneamente con Ciudad Piar al pie del Cerro Bolívar) por el Coronel Luís Felipe LLovera Páez nativo de Guayana en representación de el Ejecutivo Nacional y el geólogo Mack Clayton Lake por la Orinoco Mining Company, con asistencia del Embajador de los Estados Unidos, Señor Flether Warren, el cuerpo de ministros, el Gobernador del Estado Bolívar, el Señor Gervasio Barselo Vidal y Monseñor Constantino Morando que impartió la bendición.

El nombre de “Ordaz” fue en homenaje al intrépido navegante Español Capitán Don Diego de Ordaz, quien partió de San Lucas de Barrameda en España el 30 de Octubre de 1530 al frente de cinco navíos y quinientos hombres con destino al Nuevo Mundo. Remontó el río Orinoco hasta los raudales de Atures en 1531 acompañado de los Capitanes Jerónimo Ortal, Alonso de Herrera y Juan González.

El médico, arqueólogo y escritor Don Antonio Requena, traductor del libro “Las colinas doradas de Manoa” de Sir Walter Raleigh fue quien sugirió el nombre de Puerto Ordaz.

En la plaza del Centro Cívico de Puerto Ordaz existe un monumento al hierro y allí se encuentra grabada en una placa de acero inoxidable el acta de la fundación de Puerto Ordaz. ( Lamentablemente en septiembre de 2008 alguien despegó la placa del monumento, quien sabe con qué fines, probablemente para ser vendida como chatarra).

Muchos pensaron que Puerto Ordaz sería otro campamento minero más como tantos otros en la historia. Pero a pesar de eso una gran masa humana llegó a San Félix, Puerto Ordaz y Ciudad Bolívar, con sed de aventuras atraídos por el “Boom del hierro”, a colaborar con los nativos de Guayana, una gran masa humana de: Andinos, centrales, orientales, zulianos y también llegaron italianos, norteamericanos, españoles, portugueses, colombianos, brasileros, etc; éstos hombres de otras latitudes junto a los venezolanos trabajaron de sol a sol, se sacrificaron, sufrieron penalidades, lucharon y se quedaron contribuyendo cada uno en su especialidad para crear ésta moderna ciudad.

Los nombres de éstos pioneros deben quedar en la historia del nacimiento de ésta ciudad como un ejemplo a los que vendrán más tarde.

Puerto Ordaz pasó de ser de un simple campamento minero en construcción en 1952, que junto a San Félix apenas contaba con unos 4.000 habitantes, a la moderna Ciudad Guayana del 2009 con casi 900 mil habitantes en tan sólo cincuenta y siete años de existencia, caso único en Venezuela.

El 29 de diciembre de 1960 bajo el decreto Nº 430, el Ejecutivo Nacional presidido por el Señor Don Rómulo Betancourt crea la Corporación Venezolana de Guayana, C.V.G.y le es asignada entre otras tareas, las funciones del Instituto Venezolano del Hierro y del Acero así como también la Comisión de Estudios para la Electrificación del Caroní, siendo su primer Presidente el General Rafael Alfonso Ravard, función que ejerció hasta marzo de 1974.

La C.V.G ha cumplido con toda una serie de objetivos que le fueron encomendados en su creación, el General Rafael A. Ravard fue el primer presidente pionero quien desde 1953 con la electrificación del Caroní en Macagua I y después durante 14 años hasta marzo de 1974 fue construyendo y moldeando las sólidas bases de ese emporio industrial de la Zona del Hierro como es el complejo del aluminio, el complejo del hierro y el acero, el complejo hidroeléctrico, la siembra de pinos, el parque industrial metalmecánico, el transporte y la vialidad, así como también la planificación, control y ejecución de los planes urbanísticos de San Félix y Puerto Ordaz que integran a la moderna y actual Ciudad Guayana.

Luego vinieron los ex-presidentes ingenieros Argenis Gamboa y Andrés Sucre Eduardo quienes siguieron los pasos del General Ravard en el engrandecimiento de Guayana. Posteriormente tuvimos a un nativo de Bolívar el Ingeniero Leopoldo Sucre Figarella quien le dió forma definitiva a la Zona del Hierro y durante su gestión se logró la vialidad de Guayana y el puente Angosturita entre otras obras de importancia
En los últimos años la C.V.G ha tenido otros ilustres presidentes quienes continuaron las obras de sus antecesores: La Central Hidroeléctrica Caruachi y el II puente sobre el Orinoco, incluyendo los preliminares para la Central Hidroeléctrica Tocoma, última del bajo Caroní, el III puente sobre el Orinoco ya en construcción y la futura Ciudad del Acero en las cercanías de Ciudad Piar.

La C.V.G. creó una organización tan especial para la Región de Guayana que durante las décadas de los años 60, 70, 80 y primeros años de los 90 ejerció una autoridad total y absoluta en la Zona del Hierro.

En aquellos años era más importante y respetado el presidente de la C.V.G. que el mismo Gobernador del Estado; en la Región se cumplía y respetaba las normas y ordenanzas de la C.V.G, era como un Estado dentro del Estado.

Es verdad que nosotros los pioneros nos sacrificamos y luchamos, pero para nuestros logros siempre tuvimos el apoyo, respeto y guía de la C.V.G.
La Gerencia de Bienes e Inmuebles de la Corporación administraba y vendía con criterio las tierras de la Región, bien fuera para zonas residenciales o industriales, respetando siempre la planificación urbanística de la futura ciudad.

Sus urbanistas planificaron y reglamentaron el crecimiento de San Félix y Puerto Ordaz con excelentes resultados, la vialidad, alumbrado y servicios de los lotes urbanísticos corrían casi siempre por cuenta de la C.V.G., muy en especial los lotes de interés social.

Todos los servicios de San Félix y Puerto Ordaz salvo la energía eléctrica dependían de la C.V.G: Aseo Urbano, asfaltado de calles y avenidas, mantenimiento a red de aguas negras y pluviales, servicio de agua potable y mantenimiento de estaciones de bombeo y redes, reforestación y poda de árboles de calles y avenidas, etc;

Ciudad Guayana fue por muchos años la ciudad más limpia de Venezuela, sus calles y avenidas perimetrales eran barridas periódicamente, la avenida entre la redoma la Piña y Sidor C.A. fue reforestada por la C.V.G.

A mediados de la década de los años 90 la C.V.G. empezo a dejar de ser la “madre putativa” de Ciudad Guayana, la Gobernación y la Alcaldía fueron absorbiendo paulatinamente sus responsabilidades frente a los servicios e inclusive en el año 2006 definitivamente la C.V.G traspasó a la gobernación del Estado el servicio y mantenimiento del suministro de agua potable.

A Venezuela la bendijo Dios en su creación, le dió al norte del Río Orinoco una de las reservas más grande del mundo en oro negro (petróleo) y al sur del mismo río le concedió otra de las reservas también más grande del mundo: El mineral de hierro, la bauxita, materia prima para el aluminio, el potencial hidroeléctrico del Caroní y más aún a Canaima en la Gran Sabana con oro, diamantes y tepuyes considerada como una las regiones turísticas más impresionantes y atractivas de Venezuela y el mundo.
Por todo lo expuesto anteriormente considero a Ciudad Guayana como "El Dorado" del siglo XXI.

1 comentario:

el meiro dijo...

tenia años que no leia algo tan brillante ,sobre la historia de mi guayana,le felicito y le animo a que nos deleite mas menudo,debe ser ser posible con imagenes antiguas de esos pioneros,gracias.