martes, 13 de septiembre de 2011

Rafael Vivas Vivas- In memoriam


Con mucho dolor les comunico la muerte de mi padre, el autor de éste blog, Rafael Vivas Vivas,
quien falleció hoy 13 de septiembre en la ciudad de Caracas, Venezuela, a los casi 85 años de edad que cumpliría el 24 de octubre próximo.

Es un pesar muy hondo el que nos embarga a todos, esposa, hijos, nietos, sobrinos, bisnieto, nuera, yernos, hermanos y demás familiares, mi papá fue un gran hombre, tuvo hijos, escribió un libro y sembró muchos árboles, ahora está en un plano de luz desde donde seguirá arropándonos con su amor y su sabiduría.

Mi padre lucho hasta el último momento por su vida, optimista y siempre con una frase de positivismo en sus labios, pero la enfemedad venció su cuerpo más no su alma.

Rafael Vivas Vivas es un luchador, un campeón, un ganador, sus andanzas por su Sol de Los Andes y El Dorado del Siglo XXI, sus memorias, sus luchas y sueños siempre nos harán sentirlo cerca de nosotros, en cada letra de éste blog escrito con tanto amor y dedicación.

Rafael Vivas Vivas no ha muerto sólo se ha transformado en luz, tinta, papel y letras.

Gracias de corazón por acompañarnos a honrar su memoria.

Vilma Vivas
Bélgica, 13/09/2011

3 comentarios:

Jose Ali dijo...

El Sol de Los Andes nos ilumina hoy en nuestros corazones. Arriba mi Tío nos muestra su dorado camino. Siempre sonriente, humilde , tenaz e inteligente. Aquí nos queda tu memoria digital, una sola arista de su grandeza.

Con todo mi afecto, Tío.

Tiziana dijo...

Muy lindas tus palabras Vilma, estoy segura que donde quiera que esté te estará sonriendo....un fuerte abrazo AMIGA!...

Denise dijo...

Para mi, el Señor Rafael como siempre lo llamé, tenía un algo especial que nunca supe descifrar. Más que historiador, padre de mi gran amiga Vilma,su bonhomía resuena en estos momentos en mis oidos pues oigo aún el timbre de su voz tan particular el cuál denotaba todo lo que él llegó a ser. Gran padre, abuelo,señor y también, gran amigo de mi padre. Nos queda el consuelo de haber tenido la fortuna de conocerlo.